VITAMINA A

 

Si bien la mayoría de las personas saben que la vitamina A es necesaria para la buena salud del cuerpo, no se dan cuenta de lo que sucede cuando el suplemento se toma en exceso. Demasiada vitamina A en realidad puede causar daño hepático, daño al sistema nervioso, piel amarilla, pérdida de cabello y daño óseo. En mujeres embarazadas, el exceso de vitamina A puede causar defectos de nacimiento en el niño.

Si lo tomas en las cantidades correctas, la vitamina A no solo es saludable, sino que también se sabe que es esencial para la mayoría de las funciones corporales. La mejor manera de obtener suficiente vitamina A es a través de los alimentos que consumes. Esta importante vitamina se puede encontrar naturalmente en los huevos, la leche entera, el hígado y en las frutas y verduras de colores brillantes.

La vitamina A es absolutamente esencial porque cuando no es recibida por el cuerpo en proporciones adecuadas, puede provocar problemas de inmunidad e infecciones. Afortunadamente, esto es poco común en los países desarrollados y, por lo general, solo es problemático para aquellos que siguen dietas estrictas o mantienen un alto consumo de alcohol.

 

VITAMINA B

 

La vitamina B es en realidad un grupo de cuatro vitaminas, la vitamina B-1 también llamada tiamina, la vitamina B-2 también llamada riboflavina, la vitamina B-6 también llamada piridoxina y la vitamina B-12 también llamada cobalamina. Juntas, estas cuatro vitaminas forman el grupo de la vitamina B.

La mayoría de las personas en los países desarrollados obtienen muchas vitaminas B, sin embargo, los vegetarianos a veces tienen una deficiencia debido a que se encuentran principalmente en animales. Algunos medicamentos también afectan la forma en que las vitaminas B se absorben en el cuerpo y pueden causar una deficiencia. Una deficiencia de vitamina B generalmente se caracteriza por erupciones cutáneas, problemas nerviosos y anemia.

Aunque una sobredosis de vitamina B es casi desconocida, cuando ocurre, los síntomas incluyen ardor severo de cualquier parte del cuerpo, picazón o entumecimiento. Como con todos los suplementos, es mejor tomar vitamina B solo como se recomienda.

 

VITAMINA C

 

El ácido ascórbico, que es otro nombre para la vitamina C, es esencial para ayudar al cuerpo a absorber el hierro. Cuando se toma demasiada vitamina C, puede causar diarrea y dolor de estómago. ¡Es importante tener esto en cuenta cuando alguien sugiere tomar una sobrecarga de vitamina C para ayudar a curar un resfriado!

La vitamina C se ha asociado comúnmente con el sistema inmune. Sin embargo, lo que la mayoría de las personas no se dan cuenta es que existe una gran cantidad de problemas potenciales que pueden provenir de una deficiencia de vitamina C.Los problemas menos conocidos derivados de la falta de vitamina C incluyen hemorragias nasales, debilidad general y lasitud, inflamación de las encías, y escorbuto.

La vitamina C se encuentra naturalmente en la mayoría de las frutas y verduras, y se encuentra en porciones más grandes en frambuesas, melón, brócoli, fresas y repollo. Sorprendentemente, la vitamina C también se puede encontrar en el hígado. Cuando se toma en forma de suplementos, la vitamina C se consume mejor en forma líquida, ya que la forma de la píldora no siempre es absorbida adecuadamente por el cuerpo.

 

VITAMINA D

 

En realidad, hay dos formas diferentes de vitamina D. Hay una forma que se encuentra en las verduras y otra en los animales. La forma de vitamina D que se encuentra en las verduras se llama ergocalciferol, mientras que la forma alternativa se llama colecalciferol. Esta es la forma que el cuerpo metaboliza cada vez que la exponemos a la luz solar.

La vitamina D es una hormona esencial en el cuerpo, y las deficiencias generalmente se encuentran en personas que tienen alergias a la leche, intolerancia a la lactosa o personas que son estrictamente vegetarianas. Cuando no se ingiere suficiente vitamina D en el cuerpo, puede causar raquitismo y osteomalacia, que son enfermedades que afectan la estructura ósea.

Sin embargo, cuando se consume demasiada vitamina D, puede causar una absorción excesiva de calcio. Esto puede provocar calcificación, cálculos urinarios y problemas con el sistema nervioso central. También pueden aparecer problemas con el sistema muscular central. La vitamina D debe tomarse solo según lo recomendado por tu médico.

 

VITAMINA E

 

La vitamina E se encuentra en el germen de trigo, las espinacas, las aceitunas, las nueces, las semillas y las verduras de hoja verde. Comer alimentos ricos en vitamina E puede ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer y el cáncer de próstata, además de ayudar a protegerse contra los rayos UV del sol.

Aunque es excepcionalmente raro que las personas desarrollen una deficiencia de vitamina E, es importante asegurarse de que se tome la dosis diaria recomendada. Se sabe que una deficiencia de vitamina E causa graves problemas con el sistema nervioso.

Demasiada vitamina E puede causar fatiga, debilidad, síntomas parecidos a la gripe, dolor abdominal, hemorragia interna y dolores de cabeza. La gravedad de estos síntomas aumentará si la sobredosis continúa durante un período de tiempo.

Lo que no sabes sobre las vitaminas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: ¡El contenido está protegido!
Share via
Copy link
Powered by Social Snap
A %d blogueros les gusta esto: